15 de mai de 2017

  • Gays que dejaron la homosexualidad: “Hoy puedo decir con la cabeza alta que soy un hombre”

    Aunque no sea habitual ni políticamente correcto hablar de ello, existen personas que dejan la homosexualidad con ayuda de terapeutas especializados. Algunos pocos son capaces de transmitir su experiencia que aunque les ha causado mucho dolor, han conseguido dejar atrás.

    Un hombre se quita la máscara LGTB
    Un hombre se quita la máscara LGTB / Actuall
    Una de las leyes de adoctrinamiento sexual que han aprobado 11 Comunidades Autónomas, dice textualmente: “Toda persona tiene derecho a construir para sí una autodefinición con respecto a su cuerpo, sexo, género y su orientación sexual”.
    Eso sí, si alguien quiere acompañar en ese camino a un individuo que desea abandonar las prácticas y sentimientos homosexuales ejerciendo su “derecho a construir para sí una autodefinición” será sancionado con una multa de hasta 45.000 euros.
    A pesar de la amenaza que ya ha vivido en sus carnes Elena Lorenzo, son muchos los profesionales de diferentes disciplinas que están dispuestos a ofrecer esa compañía y orientación a quienes desean emprender ese camino.
    Una de las maneras más fáciles de encontrar a estos profesionales es a través de la web en español www.esposiblelaesperanza.com (EPE) que ofrece herramientas para que las personas logren comprender por qué se sienten atraídas hacia otros del mismo sexo. Una vez comprendidas las causas se les ofrece solución, si lo desean. Y se les ayuda para hacer desaparecer o controlar esos sentimientos que les producen sufrimiento, tal y como ellos lo expresan.
    “Para mí ha significado prácticamente la muerte y el infierno”, explica Juan de su atracción hacia personas del mismo sexo

    Vivir con dolor la Atracción hacia el Mismo Sexo

    Si uno escucha con atención y empatía los testimonios publicados en esta web, puede hacerse una idea de ese dolor:
    • Camilo: “Entendí que si continuaba viviendo esa mentira, nunca podría ser feliz”.
    • Vincent: “Toda mi Secundaria, de los 12 a los 14 años, viví mucho sufrimiento y mucha desesperación porque quería una respuesta de por qué me pasaba esto. Y fue mi mayor dolor cuando me dijeron que era una orientación sexual, que era natural y que no podía cambiarse; y yo me sentía destrozado porque yo sabía que no quería ser así“. 
    • Andrés: “Al sentir atracción hacia personas del mismo sexo decidí experimentar y por tanto pasé por muchas cosas en ese mundo. Los actos sexuales no son más que una fuga de la realidad que en el fondo no dejan sino vacío, soledad y tristeza“.
    • Angeluox: “Había algo que no encajaba en el fondo de todo esto. Me pregunté: ¿Si todo era tan bueno y tan feliz porqué todo el mundo estaba solo?”.
    • Juan: “Siempre he tenido que luchar con este terrible problema de la Atracción por el Mismo Sexo (AMS). Sin duda ha sido algo bastante complicado. Para mí ha significado prácticamente la muerte y el infierno”.
    • Enrique: “El lobby gay ha hecho un buen trabajo engañando y encarcelando a las personas en supuestas formas de vida como ‘acéptate y sé libre’. Pero todo ello es una mentira”.
    “mi padre mostraba rechazo a mi madre y ella me lo transmitió a mi. no me sentí apreciado y para  sobrevivir desarrollé la atracción hacia el mismo sexo”, explica Juan

    Desajustes emocionales 

    La Atracción Al Mismo Sexo, explican en EsPosibleLaEsperanza, es un síntoma de desajustes emocionales que, si son detectados, analizados y trabajados puede desaparecer. Quienes se han prestado a contar su testimonio, coinciden en señalar algunos de ellos.
    Andrés es muy concreto a este respecto: “La aparición de mi esa atracción se debió a varias cosas.
    1) Tengo una personalidad sensible. Lloraba mucho de pequeño, me afectaba mucho lo que sucedía a mi alrededor.
    2) Mi madre fue bastante sobreprotectora.
    3) Tuve ausencia de figura masculina. Mi padre estuvo ausente en mi niñez pues vivía en otra ciudad debido a cuestiones laborales. Con mi hermano peleaba mucho y por tanto me rechazaba”.
    El caso de Juan se remonta incluso a antes de su nacimiento: “A través de la terapia hemos podido descubrir que mi problema radica en que durante el embarazo mi papá mostró bastante rechazo hacia mi madre y ella transmitió esos sentimientos hacia mí.
    Entonces, al no sentirme querido, al no sentirme amado y apreciado, lo que hice para poder sobrevivir fue desarrollar la atracción hacia el mismo sexo instintivamente, inconscientemente”. A eso se sumó un acoso escolar continuo en una etapa “terrible” en la que, reconoce,  “era bastante neurótico, lloraba todos los días”.
    En esa etapa adolescente los sufrimientos se multiplican, tal y como explica Vincent. Su experiencia es traumática: los compañeros de clase le decían que lo que sentía “es natural” y que debía “abrirse”. Y entonces decidió ‘salir del armario’ a los 13 años: “Fueron burlas, muchas críticas, preguntas morbosas de todo el mundo y también malas miradas de varios compañeros y el miedo de que mi hermano y mi padre se enteraran”.

    Un familiar abusó de mí…

    Otro de los factores que se destacan como detonantes de la Atracción al Mismo Sexo es el haber padecido abusos sexuales en la infancia. Este es el caso de Enrique: “El tormento de la Atracción Al Mismo Sexo comienza desde muy niño en el núcleo de mi familia. A la edad de seis años un familiar abusó de mí sexualmente. Desde ese minuto mi vida dejó de ser sencilla, dejó de ser auténtica, y comenzaron una serie de dudas, de miedos, de mentiras, de temores”.
    Según el testimonio, lo peor de ese abuso, es que Enrique no lo recuerda como “traumático” debido a que el abusador es capaz de hacerle creer a su víctima que es cómplice de su acto.
    Y esta huella, en efecto terrible, quedó bien marcada en su personalidad: “Las consecuencias de este hecho fueron y siguen siendo potentes mientras iba creciendo y dándome cuenta de lo que me habían hecho. La consecuencia del abuso fue la desconfianza que comencé a desarrollar hacia todo el mundo: mi familia, las personas adultas y, sobre todo, de los hombres”, narra Enrique.
    “Mis dudas, mis temores y adicciones a la pornografía y la masturbación lo hacían todo tormentoso”, explica Vincent

    Sentía una culpa muy intensa, pero no podía parar

    Existe otro factor que es bastante común a todos testimonios presentados en EsPosibleLaEsperanza. La inmersión en el mundo de la pornografía, su relación con unos hábitos de masturbación compulsiva que en ocasiones llegaba a ser diaria y obsesiva y un sentimiento muy profundo de soledad.
    Enrique explica que “en el colegio era muy talentoso y justamente en ese tiempo llega internet a mi casa. Y con ello un mundo de dudas, de cargos de conciencia tremendos por causa de la pornografía y la masturbación. El tiempo perdido fue tremendo. Horas metido en el chat, masturbándome, viendo videos, etcétera“.
    En su testimonio, Enrique no deja pasar la oportunidad de definir estos comportamientos como algo “impulsivo, adictivo y egoísta“. “Mis dudas, mis temores y adicciones a la pornografía y la masturbación lo hacían todo tormentoso”, explica más adelante.
    El consumo de páginas web pornográficas y el hábito onanista también hicieron mella en Vincent: “Empecé a caer en la pornografía  y los problemas de masturbación. Eso me traía una culpa muy intensa yo no podía parar. Era casi diario. Y si pasaba tiempo, a lo mucho era una semana”.
    La relación de Lucas, otro de los hombres que está dejando la Atracción Hacia el Mismo Sexo y cuenta su testimonio, con la pornografía fue el detonante para que unos ciertos sentimientos de atracción no sexual hacia otros chicos a los 13 años se convirtieran en una adicción:
    “A los 13 años surgieron los primeros sentimiento de atracción. Al principio no era atracción sexual en sí, sino un sentimiento de idealización hacia otros varones. Como si yo viera en ellos un ideal masculino inalcanzable. Luego al entrar en la adolescencia eso terminó erotizándose, pero no era algo tan fuerte. Sólo se hizo más fuerte cuando por curiosidad miré pornografía homosexual a los 14 añosLa pornografía me hizo mucho daño. Me hizo casi caer en una adicción. En un estado así la maduración de mi identidad sexual no iba a ser posible y todo me conducía a la mentira en la que se había convertido mi vida”.
    Dejar la pornografía fue una de las cosas que más le costó superar a Lucas.
    Enrique: “Desde mi vida les comparto que la vida gay es una falsedad y que superar la atracción hacia el mismo sexo es posible”

    Se puede, pero con dos condiciones…

    Pese a todo, en el curso de unos meses en los que se aplican las terapias de maduración integral de la persona que todos califican como de difíciles, “la Atracción Hacia el Mismo Sexo desaparece sola y se logra la capacidad de amar verdaderamente”, tal y como explica Camilo.
    Aunque, como señala Vincent, para que la terapia sea exitosa “se necesita el verdadero deseo de cambio, si no, no es posible”. El proceso no es obviamente coser y cantas. Son necesarias dos cosas: cierta disciplina y apoyo del entorno y los terapeutas. “El proceso no se puede llevar solo. Sólo no es posible”, insiste.
    Enrique da detalles en abundancia de cómo ha cambiado su vida desde que decidió emprender la terapia: “Hoy me siento más libre, me siento yo mismo, me siento más espontáneo, más verdadero; entiendo mis carencias afectivas, trabajo mi autoestima, intento salir de mi egoísmo, me siento más maduro”. 
    “Hoy tengo dominio de mi voluntad y me siento en paz. Más allá de si algún día pueda superar la Atracción Hacia el Mismo Sexo (y claro que tengo esperanzas de que así será) la terapia ha supuesto un crecimiento integral, verdadero y libre“, prosigue Enrique, que concluye: “Desde mi vida les comparto que la vida gay es una falsedad y que superar la Atracción Hacia el Mismo Sexo es posible”.
    Lucas considera que el camino “de maduración de mi masculinidad” no ha terminado, pero siente que su día a día “no es más la espera de un mejor mañana, si no que es ya una realidad”.
    Una frase resume cómo le ha cambiado la vida al seguir la terapia de EsPosibleLaEsperanza“Me he vuelto más humano. Y al ser más humano se me han abierto infinidad de dimensiones que muy difícilmente hubiera podido cultivar en mi vida”.
    Así resume Angeloux al final de su testimonio todo el proceso: “En ese mundo sólo encontrarás tristeza, promiscuidad, mentiras y, en algunos, hasta tendencias suicidas. Hoy en día puedo llevar mi cabeza en alto para decir con orgullo ‘soy un hombre’. Pero quizás un hombre con más valor porque un día conoció el estar quebrado”.
    www.actuall.com/familia/gays-que-dejaron-la-homosexualidad-hoy-puedo-decir-con-la-cabeza-alta-que-soy-un-hombre/

  • 0 comentários:

    Postar um comentário

    Art. 5°, CF

    VIII - ninguém será privado de direitos por motivo de crença religiosa ou de convicção filosófica ou política, salvo se as invocar para eximir-se de obrigação legal a todos imposta e recusar-se a cumprir prestação alternativa, fixada em lei;

    IX - é livre a expressão da atividade intelectual, artística, científica e de comunicação, independentemente de censura ou licença;

    Copyright @ 2014 Descobrindo as Verdades.