26 de nov de 2015

  • La tragedia ambiental de Brasil desde el aire


    "La escala del daño ambiental es equivalente a 16.000 piscinas olímpicas de residuos de lodo", dijo la ONU


    Vista aérea del río Doce, inundado de tóxico

    La considerada tragedia ambiental más grave de Brasil fue causada por la ruptura de los diques de contención de dos depósitos de agua y residuos minerales de una mina de Samarco, empresa controlada por la brasileña Vale y la anglo-australiana BHP, dos de las tres mayores mineras del mundo.
    Tras anegar siete poblados y contaminar por completo el río Doce, uno de los más importantes del sudeste de Brasil, los cerca de 62 millones de metros cúbicos de vertido llegaron el domingo al océano Atlántico.
    "La escala del daño ambiental es equivalente a 16.000 piscinas olímpicas de residuos de lodo tóxico contaminando el suelo, ríos y el sistema de agua en un área de más e 850 kilómetros", alertó la ONU. En total se estiman que 40 billones de litros de lodo fueron liberados.

    ¿Qué contiene el lodo tóxico?

    Además de arena y arcilla, se identificaron sustancias como aluminio, hierro, cobre, magnesio y mercurio entre otras.
    Según publica Folha do San Pablo, la ministra de Medio Ambiente de Brasil, Izabella Teixeira, la contaminación del río tendrá un efecto devastador a futuro en las especies y la flora del lugar. La funcionaria indicó que se necesitará una década para que se pueda volver a pescar en río Doce.
    "El accidente no terminó, está vivo aún (...) las personas no tienen noción de lo que significa", señaló la secretaria de estado.
    Otra de las grandes problemáticas que generó la rotura del dique, es la falta de agua potable en la zona del desastre. El municipio está sin agua desde el pasado 18 de noviembre, lo que generó varias protestas.

    Los esfuerzos no alcanzan

    La ONU consideró "claramente insuficientes" las medidas adoptadas por el Gobierno brasileño y por la minera Samarco para paliar los daños causados por el vertido de lodo y residuos minerales que el 5 de noviembre dejó al menos doce muertos y una decena de desaparecidos.
    "No es aceptable que hayan tenido que pasar tres semanas para que hayan salido a la luz informaciones sobre los riesgos tóxicos de la catástrofe", apuntó la oficina de la ONU en Brasil en un comunicado.
    Por eso, la ONU instó al Gobierno brasileño y a las empresas responsables a "hacer todo lo que esté a su alcance para evitar más daños, incluyendo la exposición a metales pesados y otras sustancias tóxicas".
    La ONU también consideró que "las autoridades deben valorar si las leyes de Brasil para la explotación minera son consistentes con los patrones internacionales de derechos humanos, incluyendo el derecho a la información".
    Tras el desastre, los técnicos de Samarco abrieron un canal en la desembocadura del río Doce e instalaron barreras de contención para intentar que el vertido se dirigiera directamente a mar abierto en el océano Atlántico, pero las medidas no funcionaron y el material tóxico alcanzó las playas a los dos lados del estuario.
    Por su parte, la agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's (S&P) rebajó hoy la nota de la minera Samarco, controlada por la brasileña Vale y la anglo-australiana BHP, tras el desastre ambiental causado en Brasil por la ruptura de dos diques.
    S&P informó en un comunicado que rebajó la nota, en escala global, de "BB+" para "BB-", con perspectiva negativa, al considerar que la paralización de la producción de la minera tras el accidente y las multas impuestas contra ella la afectarán financieramente.
    "La acción de rebaja refleja el aumento en los riesgos de liquidez de la empresa porque el plazo para retomar su producción es incierto", agregó la calificadora.
    S&P subrayó que el flujo de caja de la empresa es "muy limitado" tras la paralización de las operaciones como consecuencia del accidente, ocurrido el pasado 5 de noviembre y en el que murieron al menos doce personas, mientras que una decena todavía se encuentra desaparecida.
    Samarco ha sido multada, por el momento, con más de 350 millones de reales (unos 93,7 millones de dólares) y ha firmado un acuerdo de 1.000 millones de reales (unos 267 millones de dólares) para financiar la recuperación de las áreas dañadas y resarcir a las familias afectadas, muchas de las cuales perdieron sus hogares.
    Fuente: http://www.elobservador.com.uy/la-tragedia-ambiental-brasil-el-aire-n698305
  • 0 comentários:

    Postar um comentário

    Art. 5°, CF

    VIII - ninguém será privado de direitos por motivo de crença religiosa ou de convicção filosófica ou política, salvo se as invocar para eximir-se de obrigação legal a todos imposta e recusar-se a cumprir prestação alternativa, fixada em lei;

    IX - é livre a expressão da atividade intelectual, artística, científica e de comunicação, independentemente de censura ou licença;

    Copyright @ 2014 Descobrindo as Verdades.